Otro

Consejos para comprar comestibles: omita estos artículos


Deje estos artículos en el estante

FG Trade / E + a través de Getty Images

Un viaje al supermercado puede ser una experiencia divertida cuando está comprando sus artículos favoritos, o puede ser una prueba estresante llena de comparaciones de precios y tiempo dedicado a tratar de elegir el mejor producto que valga su dinero.

Por suerte, hay dos preguntas que puedes hacerte para aprovechar al máximo tu viaje: ¿El artículo es más caro de comprar que de hacer en casa? ¿Y el artículo es inferior a una versión fresca preparada en la comodidad de su cocina? Si responde que sí, es hora de ponerse esos guantes de cocina y convertirse en el cocinero casero que siempre quiso ser. Los alimentos más reconfortantes se preparan desde cero por una razón.

Desde artículos de conveniencia y productos enlatados hasta productos que son tan fáciles de hacer en casa, y tienen un sabor más delicioso cuando lo hace, reduzca su factura a la mitad al deshacerse de estos 25 artículos de comestibles.

Mezcla para panqueques y gofres

ossphotostock / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Las mezclas para hornear son convenientes para los fines de semana perezosos cuando desea hacer panqueques clásicos o deliciosos waffles, pero esas cajas premezcladas se pueden cambiar por la variedad casera sin sacrificar el sabor. Realmente no es tan complicado: simplemente combine todos los ingredientes secos en su receta favorita y guárdelos en un frasco hermético hasta que estén listos para usar. Todo lo que necesita son los alimentos básicos de la despensa, como harina, azúcar y huevos, para hacer gofres caseros de leche dulce o panqueques de otro nivel.

Agua embotellada

Fuente de imagen / Fuente de imagen a través de Getty Images

Conservas de frutas y verduras

HandmadePictures / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Existencias

fcafotodigital / E + a través de Getty Images

Un secreto que todo cocinero casero sabe es que es mejor hacer tu propio caldo que comprarlo. Y si tiene una olla de cocción lenta, el caldo, desde la carne hasta el pollo, es la receta perfecta. Combine los huesos y las verduras sobrantes en una olla, llévelos a un tazón y listo. Tienes stock.

Cocinar el vino

fermate / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Crutones y pan rallado

Whitestorm // iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

No gaste dinero en esas migas de pan secas, parecidas al aserrín, que parecen tener una vida útil indefinida. Solo haz el tuyo. Convertir el pan duro en picatostes o pan rallado es una forma de hacer que la comida dure más. Simplemente corte el pan duro en trozos pequeños y hornéelo en un horno a baja temperatura para los crutones o tírelos en su procesador de alimentos para el pan rallado. Guárdelos en un recipiente hermético en el congelador hasta que los necesite y nunca vuelva a confiar en las cosas compradas en la tienda.

Pastas congeladas y enlatadas

LauriPatterson / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Casi todo el mundo ama la pasta. Entonces, la conveniencia de calentar un plato de pasta congelada en cuestión de minutos a través del microondas o la encimera es bastante increíble. Pero aprender a cocinar pasta empaquetada a la perfección le ahorrará dinero y el resultado será igual de rápido y delicioso.

Comida de barra caliente

vladimir_n / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

La mayoría de los lugares que ofrecen bares calientes te hacen pagar por libra, y ahí es donde te llevan. Si bien es posible que no crea que su comida es tan pesada, terminará gastando mucho más que si solo tuviera que preparar la misma comida usted mismo.

Avena instantánea

Olha_Afanasieva / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Cualquier cosa instantánea puede hacer la vida un poco más fácil, pero cuando se trata de preparar un desayuno básico como la avena, puede que lo instantáneo no sea el camino a seguir. Algunos paquetes de avena instantánea están cargados de azúcares innecesarios. Esos prácticos paquetes también tienden a ser más caros que la avena simple. Puedes hacer una avena perfecta en un instante con solo una pizca de sal, avena y agua. Y si desea recrear esos sabores de paquetes, agregue azúcar morena, jarabe de arce o bayas para llevar su avena al siguiente nivel.

Monodosis de café

Cesare Ferrari / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Según Keurig, todas las K-Cups serán reciclables para fines de 2020. Pero a menos que sea una persona que toma una taza y listo, usar monodosis de café durante el día puede ser costoso y no muy sostenible. . Intente cambiar al café molido y use tazas reutilizables si es un amante del café.

Ajo molido

KevinDyer / E + a través de Getty Images

Aunque puede resultar conveniente, comprar un frasco de ajo picado es una forma fácil de gastar dinero. El ajo fresco está disponible y los trozos de pelado de ajo harán que sea fácil de picar.

Mantequilla de nueces

Sanny11 / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Es bastante fácil hacer mantequilla de nueces casera, lo que significa que nunca tendrá que conformarse con la variedad demasiado cara la próxima vez que quiera hacer un sándwich de mantequilla de maní y mermelada.

Pesto

gojak / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

El pesto es muy fácil de hacer y, al hacerlo en casa, puede adaptarlo a sus papilas gustativas. ¿No eres fanático del ajo? Agrega menos. ¿Estás tratando de encontrar un uso para un poco de rúcula que se ve triste en la parte trasera del refrigerador? Tíralo. Lo único que necesitas para hacer la receta de pesto definitiva es un procesador de alimentos o una licuadora, ajo, albahaca, piñones o nueces y queso parmesano.

Frutas y verduras precortadas

littleny / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Los paquetes precortados de frutas y verduras pueden parecer tentadores al entrar en un supermercado bien iluminado, pero a menudo son demasiado caros y es posible que no estén tan maduros y deliciosos como le gustaría. Encuentre sus frutas y verduras favoritas de temporada y córtelas usted mismo para obtener un bocadillo igual de sabroso, pero mucho más económico.

Ensaladas preparadas

joephotographer / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Las ensaladas prefabricadas son excelentes porque no necesita comprar verduras de hoja verde y aderezos por separado ni cortarlas, pero lo más probable es que esté pagando por algo que podría preparar en un instante. Son innumerables las ensaladas que se pueden hacer con fruta, carne, huevos o lo que tu corazón desee. Y si le apetece una ensalada de su restaurante favorito, incluso puede preparar la famosa ensalada Olive Garden en casa.

Aderezos para ensaladas

VeselovaElena / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Después de hacer su ensalada casera, combínela con aderezo para ensaladas casero. Los aderezos para ensaladas están llenos de sabores, colores y conservantes ricos en sodio artificiales. También pueden contener queso con toda la grasa, azúcares añadidos y grasas trans no saludables. Un aderezo de ensalada César casero toma solo 10 minutos para hacer. Experimente y haga sus propios aderezos con vinagres balsámicos y otros, especias o jugo de lima y limón.

Frijoles refritos

Fudio / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Una famosa receta Tex-Mex, los frijoles refritos son un alimento básico si eres fanático de la cocina mexicana. En lugar de comprar latas de la sabrosa guarnición, prepare una olla de frijoles refritos desde cero. La receta es simple: solo se necesitan frijoles pintos, cebolla, ajo, queso, salsa picante y manteca de cerdo para recrear el sabor que ama.

Mezcla de arroz

whitewish / E + a través de Getty Images

Bocadillos

johnnyscriv / E + a través de Getty Images

Por el precio de lo que esté pagando por un sándwich en la tienda, puede comprar todos los ingredientes y hacer un sándwich mejor que el que solía hacer mamá. También puedes controlar la proporción de ingredientes y su frescura estará garantizada.

Queso en lonchas o rallado

OlyaSolodenko / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

Si tiene prisa, esas bolsas de queso rallado pueden parecer una forma inofensiva de tomar atajos y ahorrar algo de tiempo. Y si está preparando un delicioso sándwich, el queso rebanado puede llevar su sándwich al siguiente nivel. Pero comprar queso rallado y rebanado en lugar de un bloque de queso es una pérdida de dinero. Compre un bloque de su queso favorito y pase las cosas más caras en bolsas.

Sushi

Geerte Verduijn / iStock / Getty Images Plus a través de Getty Images

El sushi de la tienda de comestibles es seguro para comer, pero lo más probable es que haya estado colgado en el refrigerador durante horas. El sushi es un plato ingenioso, pero puedes replicar creaciones de los mejores restaurantes de sushi en casa. Pruebe sus manos con un rollo de atún picante o manténgalo simple con un rollo de California.

Mezclas de condimentos y especias para tacos

fcafotodigital / E + a través de Getty Images

El condimento para tacos es solo una mezcla de ingredientes que probablemente ya tenga en su especiero, como chile en polvo, ajo en polvo, cebolla en polvo, hojuelas de pimiento rojo triturado, orégano seco, pimentón, comino molido, sal marina y pimienta negra. ¿En cuanto a otras mezclas de especias, como el condimento para aves de corral para todo uso y el condimento italiano? Si su estante de especias está a la altura, puede mezclar y combinar hasta que su corazón esté contento.

Salsa de tomate

fcafotodigital / E + a través de Getty Images


Reduzca su factura de comestibles

Un estadounidense promedio gasta $ 4,464 al año en comestibles. Eso es según la Oficina de Estadísticas Laborales. Estirar ese presupuesto puede ser un desafío, pero los compradores dicen que es posible con estos consejos.

Melissa Erdelac, madre de cuatro hijos, desarrolladora de recetas y escritora detrás del blog de comida MamaGourmand, solo compra alimentos una vez a la semana. Hace una lista basada en las recetas que planea preparar. También compra alimentos básicos como huevos, pan y leche.

Al simplificar las compras a una vez por semana, los consumidores pueden minimizar las compras impulsivas y el gasto excesivo.

Estudie los anuncios de comestibles para conocer los diferentes ciclos de venta. Luego, abastecerse, pero solo si usará los artículos de manera oportuna. Por ejemplo, febrero a menudo tiene ventas de alimentos enlatados y marzo, que es el Mes Nacional de los Alimentos Congelados, a menudo tiene ofertas en productos congelados. Tenga cuidado de no comprar demasiado, no ahorrará dinero si la comida permanece en el estante de su despensa y no se usa.

Tanya Peterson, vicepresidenta de marca de Freedom Debt Relief, recomienda pagar en efectivo.

"Cuando compre, deje la tarjeta de crédito en casa", dice. "Muchos estudios informan que las personas gastan hasta un 20% menos cuando pagan en efectivo".

Planifique sus comidas en función de lo que está en oferta, como el maíz en el verano o la calabaza en el otoño. Obtendrá artículos frescos de temporada a buen precio. Peterson dice que comprar de temporada a menudo significa ahorrar un 15%.

Los artículos de marca de la tienda, desde cereales hasta café y salsa de tomate, a menudo son más baratos que sus contrapartes de marca. Además, las marcas de las tiendas suelen ser de buena calidad. Lea también los letreros y etiquetas, ya que algunos minoristas ofrecen una garantía de satisfacción en los artículos de la marca de la tienda.

Las compras en almacenes en lugares como Costco o BJ pueden significar grandes ahorros. Pero si no quiere una docena de latas de atún o paquetes de galletas saladas, considere dividir las compras con un amigo, familiar o vecino. Puede dividir varios paquetes de artículos como salsa para espaguetis, hogazas de pan y más, lo que le permitirá ahorrar mucho.

"Deje a los niños en casa", dice Peterson, madre de gemelos.

Ella dice que el peligro de ir de compras con los niños es que los padres pueden gastar dinero extra recompensando el buen comportamiento con una golosina, o pueden querer silenciar a un niño quisquilloso con un bocadillo.

Algunas matemáticas simples pueden ayudarlo a ahorrar en grande. Verifique el precio unitario de un artículo para comparar productos, incluidos diferentes tamaños del mismo artículo. Algunas tiendas enumeran el precio unitario junto al precio minorista, pero usted también puede hacer el cálculo.

Peterson dice que los paquetes grandes no siempre tienen el mayor valor que los paquetes medianos a menudo tienen.

Pase por una granja local, un huerto o un mercado de agricultores para obtener nuevas ofertas.

"Estos son lugares excelentes para encontrar excelentes precios y ahorros, especialmente en grandes cantidades. Piense en fanegas de fruta", dice Peterson. Si no necesita una fruta de aspecto perfecto, considere comprar productos de grado B o de grado 2 que tengan el mismo sabor y vitaminas por hasta la mitad.

A menudo, ir al supermercado significa que impulsará las compras y comprará artículos adicionales. En estos días, los compradores pueden pedir la comida en línea o mediante una aplicación y ni siquiera entrar a la tienda.

Muchos consumidores utilizan las compras en línea con servicio de recogida o entrega a domicilio. Instacart, por ejemplo, cobra $ 3.99 por pedidos el mismo día de más de $ 35, mientras que Walmart ofrece recolección gratuita con un mínimo de $ 30 en más de 3,100 tiendas.

* Otros consejos para ahorrar en la tienda de comestibles:

Evite las comidas preparadas. En su lugar, prepare sus propias recetas, que tienden a ser más saludables y económicas.

Minimiza el desperdicio. Mantenga un inventario de lo que ya está en su refrigerador y gabinetes para que pueda usar lo que tiene.

Liquidación de tienda. Pregúntele a su tendero qué días hacen rebajas.

Si tiene en cuenta estas estrategias, puede ahorrar mucho, sin sacrificar sus alimentos favoritos.


Reduzca su factura de comestibles

Un estadounidense promedio gasta $ 4,464 al año en comestibles. Eso es según la Oficina de Estadísticas Laborales. Estirar ese presupuesto puede ser un desafío, pero los compradores dicen que es posible con estos consejos.

Melissa Erdelac, madre de cuatro hijos, desarrolladora de recetas y escritora detrás del blog de comida MamaGourmand, solo compra alimentos una vez a la semana. Hace una lista basada en las recetas que planea preparar. También compra alimentos básicos como huevos, pan y leche.

Al simplificar las compras a una vez por semana, los consumidores pueden minimizar las compras impulsivas y el gasto excesivo.

Estudie los anuncios de comestibles para conocer los diferentes ciclos de venta. Luego, abastecerse, pero solo si usará los artículos de manera oportuna. Por ejemplo, febrero a menudo tiene ventas de alimentos enlatados y marzo, que es el Mes Nacional de los Alimentos Congelados, a menudo tiene ofertas en productos congelados. Tenga cuidado de no comprar demasiado, no ahorrará dinero si la comida permanece en el estante de su despensa y no se usa.

Tanya Peterson, vicepresidenta de marca de Freedom Debt Relief, recomienda pagar en efectivo.

"Cuando compre, deje la tarjeta de crédito en casa", dice. "Muchos estudios informan que las personas gastan hasta un 20% menos cuando pagan en efectivo".

Planifique sus comidas en función de lo que está en oferta, como el maíz en el verano o la calabaza en el otoño. Obtendrá artículos frescos de temporada a buen precio. Peterson dice que comprar de temporada a menudo significa ahorrar un 15%.

Los artículos de marca de la tienda, desde cereales hasta café y salsa de tomate, a menudo son más baratos que sus contrapartes de marca. Además, las marcas de las tiendas suelen ser de buena calidad. Lea también los letreros y etiquetas, ya que algunos minoristas ofrecen una garantía de satisfacción en los artículos de la marca de la tienda.

Las compras en almacenes en lugares como Costco o BJ pueden significar grandes ahorros. Pero si no quiere una docena de latas de atún o paquetes de galletas saladas, considere dividir las compras con un amigo, familiar o vecino. Puede dividir varios paquetes de artículos como salsa para espaguetis, hogazas de pan y más, lo que le permitirá ahorrar mucho.

"Deje a los niños en casa", dice Peterson, madre de gemelos.

Ella dice que el peligro de ir de compras con los niños es que los padres pueden gastar dinero extra recompensando el buen comportamiento con una golosina, o pueden querer silenciar a un niño quisquilloso con un bocadillo.

Algunas matemáticas simples pueden ayudarlo a ahorrar en grande. Verifique el precio unitario de un artículo para comparar productos, incluidos diferentes tamaños del mismo artículo. Algunas tiendas enumeran el precio unitario junto al precio minorista, pero usted también puede hacer el cálculo.

Peterson dice que los paquetes grandes no siempre tienen el mayor valor que los paquetes medianos a menudo tienen.

Pase por una granja local, un huerto o un mercado de agricultores para obtener nuevas ofertas.

"Estos son lugares excelentes para encontrar excelentes precios y ahorros, especialmente en grandes cantidades. Piense en fanegas de fruta", dice Peterson. Si no necesita una fruta de aspecto perfecto, considere comprar productos de grado B o de grado 2 que tengan el mismo sabor y vitaminas por hasta la mitad.

A menudo, ir al supermercado significa que impulsará las compras y comprará artículos adicionales. En estos días, los compradores pueden pedir la comida en línea o mediante una aplicación y ni siquiera entrar a la tienda.

Muchos consumidores utilizan las compras en línea con servicio de recogida o entrega a domicilio. Instacart, por ejemplo, cobra $ 3.99 por pedidos el mismo día de más de $ 35, mientras que Walmart ofrece recolección gratuita con un mínimo de $ 30 en más de 3,100 tiendas.

* Otros consejos para ahorrar en la tienda de comestibles:

Evite las comidas preparadas. En su lugar, prepare sus propias recetas, que tienden a ser más saludables y económicas.

Minimiza el desperdicio. Mantenga un inventario de lo que ya está en su refrigerador y gabinetes para que pueda usar lo que tiene.

Liquidación de tienda. Pregúntele a su tendero qué días hacen rebajas.

Si tiene en cuenta estas estrategias, puede ahorrar mucho, sin sacrificar sus alimentos favoritos.


Reduzca su factura de comestibles

Un estadounidense promedio gasta $ 4,464 al año en comestibles. Eso es según la Oficina de Estadísticas Laborales. Estirar ese presupuesto puede ser un desafío, pero los compradores dicen que es posible con estos consejos.

Melissa Erdelac, madre de cuatro hijos, desarrolladora de recetas y escritora detrás del blog de comida MamaGourmand, solo compra alimentos una vez a la semana. Hace una lista basada en las recetas que planea preparar. También compra alimentos básicos como huevos, pan y leche.

Al simplificar las compras a una vez por semana, los consumidores pueden minimizar las compras impulsivas y el gasto excesivo.

Estudie los anuncios de comestibles para conocer los diferentes ciclos de venta. Luego, abastecerse, pero solo si usará los artículos de manera oportuna. Por ejemplo, febrero a menudo tiene ventas de alimentos enlatados y marzo, que es el Mes Nacional de los Alimentos Congelados, a menudo tiene ofertas en productos congelados. Tenga cuidado de no comprar demasiado, no ahorrará dinero si la comida permanece en el estante de su despensa y no se usa.

Tanya Peterson, vicepresidenta de marca de Freedom Debt Relief, recomienda pagar en efectivo.

"Cuando compre, deje la tarjeta de crédito en casa", dice. "Muchos estudios informan que las personas gastan hasta un 20% menos cuando pagan en efectivo".

Planifique sus comidas en función de lo que está en oferta, como el maíz en el verano o la calabaza en el otoño. Obtendrá artículos frescos de temporada a buen precio. Peterson dice que comprar de temporada a menudo significa ahorrar un 15%.

Los artículos de marca de la tienda, desde cereales hasta café y salsa de tomate, a menudo son más baratos que sus contrapartes de marca. Además, las marcas de las tiendas suelen ser de buena calidad. Lea también los letreros y etiquetas, ya que algunos minoristas ofrecen una garantía de satisfacción en los artículos de la marca de la tienda.

Las compras en almacenes en lugares como Costco o BJ pueden significar grandes ahorros. Pero si no quiere una docena de latas de atún o paquetes de galletas saladas, considere dividir las compras con un amigo, familiar o vecino. Puede dividir varios paquetes de artículos como salsa para espaguetis, hogazas de pan y más, lo que le permitirá ahorrar mucho.

"Deje a los niños en casa", dice Peterson, madre de gemelos.

Ella dice que el peligro de ir de compras con los niños es que los padres pueden gastar dinero extra recompensando el buen comportamiento con una golosina, o pueden querer silenciar a un niño quisquilloso con un bocadillo.

Algunas matemáticas simples pueden ayudarlo a ahorrar en grande. Verifique el precio unitario de un artículo para comparar productos, incluidos diferentes tamaños del mismo artículo. Algunas tiendas enumeran el precio unitario junto al precio minorista, pero usted también puede hacer el cálculo.

Peterson dice que los paquetes grandes no siempre tienen el mayor valor que los paquetes medianos a menudo tienen.

Pase por una granja local, un huerto o un mercado de agricultores para obtener nuevas ofertas.

"Estos son lugares excelentes para encontrar excelentes precios y ahorros, especialmente en grandes cantidades. Piense en fanegas de fruta", dice Peterson. Si no necesita una fruta de aspecto perfecto, considere comprar productos de grado B o de grado 2 que tengan el mismo sabor y vitaminas por hasta la mitad.

A menudo, ir al supermercado significa que impulsará las compras y comprará artículos adicionales. En estos días, los compradores pueden pedir la comida en línea o mediante una aplicación y ni siquiera entrar a la tienda.

Muchos consumidores utilizan las compras en línea con servicio de recogida o entrega a domicilio. Instacart, por ejemplo, cobra $ 3.99 por pedidos el mismo día de más de $ 35, mientras que Walmart ofrece recolección gratuita con un mínimo de $ 30 en más de 3,100 tiendas.

* Otros consejos para ahorrar en la tienda de comestibles:

Evite las comidas preparadas. En su lugar, prepare sus propias recetas, que tienden a ser más saludables y económicas.

Minimiza el desperdicio. Mantenga un inventario de lo que ya está en su refrigerador y gabinetes para que pueda usar lo que tiene.

Liquidación de tienda. Pregúntele a su tendero qué días hacen rebajas.

Si tiene en cuenta estas estrategias, puede ahorrar mucho, sin sacrificar sus alimentos favoritos.


Reduzca su factura de comestibles

Un estadounidense promedio gasta $ 4,464 al año en comestibles. Eso es según la Oficina de Estadísticas Laborales. Estirar ese presupuesto puede ser un desafío, pero los compradores dicen que es posible con estos consejos.

Melissa Erdelac, madre de cuatro hijos, desarrolladora de recetas y escritora detrás del blog de comida MamaGourmand, solo compra alimentos una vez a la semana. Hace una lista basada en las recetas que planea preparar. También compra alimentos básicos como huevos, pan y leche.

Al simplificar las compras a una vez por semana, los consumidores pueden minimizar las compras impulsivas y el gasto excesivo.

Estudie los anuncios de comestibles para conocer los diferentes ciclos de venta. Luego, abastecerse, pero solo si usará los artículos de manera oportuna. Por ejemplo, febrero a menudo tiene ventas de alimentos enlatados y marzo, que es el Mes Nacional de los Alimentos Congelados, a menudo tiene ofertas en productos congelados. Tenga cuidado de no comprar demasiado, no ahorrará dinero si la comida permanece en el estante de su despensa y no se usa.

Tanya Peterson, vicepresidenta de marca de Freedom Debt Relief, recomienda pagar en efectivo.

"Cuando compre, deje la tarjeta de crédito en casa", dice. "Muchos estudios informan que las personas gastan hasta un 20% menos cuando pagan en efectivo".

Planifique sus comidas en función de lo que está en oferta, como el maíz en el verano o la calabaza en el otoño. Obtendrá artículos frescos de temporada a buen precio. Peterson dice que comprar de temporada a menudo significa ahorrar un 15%.

Los artículos de marca de la tienda, desde cereales hasta café y salsa de tomate, a menudo son más baratos que sus contrapartes de marca. Además, las marcas de las tiendas suelen ser de buena calidad. Lea también los letreros y etiquetas, ya que algunos minoristas ofrecen una garantía de satisfacción en los artículos de la marca de la tienda.

Las compras en almacenes en lugares como Costco o BJ pueden significar grandes ahorros. Pero si no quiere una docena de latas de atún o paquetes de galletas saladas, considere dividir las compras con un amigo, familiar o vecino. Puede dividir varios paquetes de artículos como salsa para espaguetis, hogazas de pan y más, lo que le permitirá ahorrar mucho.

"Deje a los niños en casa", dice Peterson, madre de gemelos.

Ella dice que el peligro de ir de compras con los niños es que los padres pueden gastar dinero extra recompensando el buen comportamiento con una golosina, o pueden querer silenciar a un niño quisquilloso con un bocadillo.

Algunas matemáticas simples pueden ayudarlo a ahorrar en grande. Verifique el precio unitario de un artículo para comparar productos, incluidos diferentes tamaños del mismo artículo. Algunas tiendas enumeran el precio unitario junto al precio minorista, pero usted también puede hacer el cálculo.

Peterson dice que los paquetes grandes no siempre tienen el mayor valor que los paquetes medianos a menudo tienen.

Pase por una granja local, un huerto o un mercado de agricultores para obtener nuevas ofertas.

"Estos son lugares excelentes para encontrar excelentes precios y ahorros, especialmente en grandes cantidades. Piense en fanegas de fruta", dice Peterson. Si no necesita una fruta de aspecto perfecto, considere comprar productos de grado B o de grado 2 que tengan el mismo sabor y vitaminas por hasta la mitad.

A menudo, ir al supermercado significa que impulsará las compras y comprará artículos adicionales. En estos días, los compradores pueden pedir la comida en línea o mediante una aplicación y ni siquiera entrar a la tienda.

Muchos consumidores utilizan las compras en línea con servicio de recogida o entrega a domicilio. Instacart, por ejemplo, cobra $ 3.99 por pedidos el mismo día de más de $ 35, mientras que Walmart ofrece recolección gratuita con un mínimo de $ 30 en más de 3,100 tiendas.

* Otros consejos para ahorrar en la tienda de comestibles:

Evite las comidas preparadas. En su lugar, prepare sus propias recetas, que tienden a ser más saludables y económicas.

Minimiza el desperdicio. Mantenga un inventario de lo que ya está en su refrigerador y gabinetes para que pueda usar lo que tiene.

Liquidación de tienda. Pregúntele a su tendero qué días hacen rebajas.

Si tiene en cuenta estas estrategias, puede ahorrar mucho, sin sacrificar sus alimentos favoritos.


Reduzca su factura de comestibles

Un estadounidense promedio gasta $ 4,464 al año en comestibles. Eso es según la Oficina de Estadísticas Laborales. Estirar ese presupuesto puede ser un desafío, pero los compradores dicen que es posible con estos consejos.

Melissa Erdelac, madre de cuatro hijos, desarrolladora de recetas y escritora detrás del blog de comida MamaGourmand, solo compra alimentos una vez a la semana. Hace una lista basada en las recetas que planea preparar. También compra alimentos básicos como huevos, pan y leche.

Al simplificar las compras a una vez por semana, los consumidores pueden minimizar las compras impulsivas y el gasto excesivo.

Estudie los anuncios de comestibles para conocer los diferentes ciclos de venta. Luego, abastecerse, pero solo si usará los artículos de manera oportuna. Por ejemplo, febrero a menudo tiene ventas de alimentos enlatados y marzo, que es el Mes Nacional de los Alimentos Congelados, a menudo tiene ofertas en productos congelados. Tenga cuidado de no comprar demasiado, no ahorrará dinero si la comida permanece en el estante de su despensa y no se usa.

Tanya Peterson, vicepresidenta de marca de Freedom Debt Relief, recomienda pagar en efectivo.

"Cuando compre, deje la tarjeta de crédito en casa", dice. "Muchos estudios informan que las personas gastan hasta un 20% menos cuando pagan en efectivo".

Planifique sus comidas en función de lo que está en oferta, como el maíz en el verano o la calabaza en el otoño. Obtendrá artículos frescos de temporada a buen precio. Peterson dice que comprar de temporada a menudo significa ahorrar un 15%.

Los artículos de marca de la tienda, desde cereales hasta café y salsa de tomate, a menudo son más baratos que sus contrapartes de marca. Además, las marcas de las tiendas suelen ser de buena calidad. Lea también los letreros y etiquetas, ya que algunos minoristas ofrecen una garantía de satisfacción en los artículos de la marca de la tienda.

Las compras en almacenes en lugares como Costco o BJ pueden significar grandes ahorros. Pero si no quiere una docena de latas de atún o paquetes de galletas saladas, considere dividir las compras con un amigo, familiar o vecino. Puede dividir varios paquetes de artículos como salsa para espaguetis, hogazas de pan y más, lo que le permitirá ahorrar mucho.

"Deje a los niños en casa", dice Peterson, madre de gemelos.

Ella dice que el peligro de ir de compras con los niños es que los padres pueden gastar dinero extra recompensando el buen comportamiento con una golosina, o pueden querer silenciar a un niño quisquilloso con un bocadillo.

Algunas matemáticas simples pueden ayudarlo a ahorrar en grande. Verifique el precio unitario de un artículo para comparar productos, incluidos diferentes tamaños del mismo artículo. Algunas tiendas enumeran el precio unitario junto al precio minorista, pero usted también puede hacer el cálculo.

Peterson dice que los paquetes grandes no siempre tienen el mayor valor que los paquetes medianos a menudo tienen.

Pase por una granja local, un huerto o un mercado de agricultores para obtener nuevas ofertas.

"Estos son lugares excelentes para encontrar excelentes precios y ahorros, especialmente en grandes cantidades. Piense en fanegas de fruta", dice Peterson. Si no necesita una fruta de aspecto perfecto, considere comprar productos de grado B o de grado 2 que tengan el mismo sabor y vitaminas por hasta la mitad.

A menudo, ir al supermercado significa que impulsará las compras y comprará artículos adicionales. En estos días, los compradores pueden pedir la comida en línea o mediante una aplicación y ni siquiera entrar a la tienda.

Muchos consumidores utilizan las compras en línea con servicio de recogida o entrega a domicilio. Instacart, por ejemplo, cobra $ 3.99 por pedidos el mismo día de más de $ 35, mientras que Walmart ofrece recolección gratuita con un mínimo de $ 30 en más de 3,100 tiendas.

* Otros consejos para ahorrar en la tienda de comestibles:

Evite las comidas preparadas. En su lugar, prepare sus propias recetas, que tienden a ser más saludables y económicas.

Minimiza el desperdicio. Mantenga un inventario de lo que ya está en su refrigerador y gabinetes para que pueda usar lo que tiene.

Liquidación de tienda. Pregúntele a su tendero qué días hacen rebajas.

Si tiene en cuenta estas estrategias, puede ahorrar mucho, sin sacrificar sus alimentos favoritos.


Reduzca su factura de comestibles

Un estadounidense promedio gasta $ 4,464 al año en comestibles. Eso es según la Oficina de Estadísticas Laborales. Estirar ese presupuesto puede ser un desafío, pero los compradores dicen que es posible con estos consejos.

Melissa Erdelac, madre de cuatro hijos, desarrolladora de recetas y escritora detrás del blog de comida MamaGourmand, solo compra alimentos una vez a la semana. Hace una lista basada en las recetas que planea preparar. También compra alimentos básicos como huevos, pan y leche.

Al simplificar las compras a una vez por semana, los consumidores pueden minimizar las compras impulsivas y el gasto excesivo.

Estudie los anuncios de comestibles para conocer los diferentes ciclos de venta. Luego, abastecerse, pero solo si usará los artículos de manera oportuna. Por ejemplo, febrero a menudo tiene ventas de alimentos enlatados y marzo, que es el Mes Nacional de los Alimentos Congelados, a menudo tiene ofertas en productos congelados. Tenga cuidado de no comprar demasiado, no ahorrará dinero si la comida permanece en el estante de su despensa y no se usa.

Tanya Peterson, vicepresidenta de marca de Freedom Debt Relief, recomienda pagar en efectivo.

"Cuando compre, deje la tarjeta de crédito en casa", dice. "Muchos estudios informan que las personas gastan hasta un 20% menos cuando pagan en efectivo".

Planifique sus comidas en función de lo que está en oferta, como el maíz en el verano o la calabaza en el otoño. Obtendrá artículos frescos de temporada a buen precio. Peterson dice que comprar de temporada a menudo significa ahorrar un 15%.

Los artículos de marca de la tienda, desde cereales hasta café y salsa de tomate, a menudo son más baratos que sus contrapartes de marca. Además, las marcas de las tiendas suelen ser de buena calidad. Lea también los letreros y etiquetas, ya que algunos minoristas ofrecen una garantía de satisfacción en los artículos de la marca de la tienda.

Las compras en almacenes en lugares como Costco o BJ pueden significar grandes ahorros. Pero si no quiere una docena de latas de atún o paquetes de galletas saladas, considere dividir las compras con un amigo, familiar o vecino. Puede dividir varios paquetes de artículos como salsa para espaguetis, hogazas de pan y más, lo que le permitirá ahorrar mucho.

"Deje a los niños en casa", dice Peterson, madre de gemelos.

Ella dice que el peligro de ir de compras con los niños es que los padres pueden gastar dinero extra recompensando el buen comportamiento con una golosina, o pueden querer silenciar a un niño quisquilloso con un bocadillo.

Algunas matemáticas simples pueden ayudarlo a ahorrar en grande. Verifique el precio unitario de un artículo para comparar productos, incluidos diferentes tamaños del mismo artículo. Algunas tiendas enumeran el precio unitario junto al precio minorista, pero usted también puede hacer el cálculo.

Peterson dice que los paquetes grandes no siempre tienen el mayor valor que los paquetes medianos a menudo tienen.

Pase por una granja local, un huerto o un mercado de agricultores para obtener nuevas ofertas.

"Estos son lugares excelentes para encontrar excelentes precios y ahorros, especialmente en grandes cantidades. Piense en fanegas de fruta", dice Peterson. Si no necesita una fruta de aspecto perfecto, considere comprar productos de grado B o de grado 2 que tengan el mismo sabor y vitaminas por hasta la mitad.

A menudo, ir al supermercado significa que impulsará las compras y comprará artículos adicionales. En estos días, los compradores pueden pedir la comida en línea o mediante una aplicación y ni siquiera entrar a la tienda.

Muchos consumidores utilizan las compras en línea con servicio de recogida o entrega a domicilio. Instacart, por ejemplo, cobra $ 3.99 por pedidos el mismo día de más de $ 35, mientras que Walmart ofrece recolección gratuita con un mínimo de $ 30 en más de 3,100 tiendas.

* Otros consejos para ahorrar en la tienda de comestibles:

Evite las comidas preparadas. En su lugar, prepare sus propias recetas, que tienden a ser más saludables y económicas.

Minimiza el desperdicio. Mantenga un inventario de lo que ya está en su refrigerador y gabinetes para que pueda usar lo que tiene.

Liquidación de tienda. Pregúntele a su tendero qué días hacen rebajas.

Si tiene en cuenta estas estrategias, puede ahorrar mucho, sin sacrificar sus alimentos favoritos.


Reduzca su factura de comestibles

Un estadounidense promedio gasta $ 4,464 al año en comestibles. Eso es según la Oficina de Estadísticas Laborales. Stretching that budget can be challenging, but shoppers say it's possible with these tips.

Mother of four Melissa Erdelac, a recipe developer and writer behind food blog MamaGourmand, only grocery shops once a week. She makes a list based on the recipes she plans to prepare. She also picks up grocery staples like eggs, bread and milk.

By streamlining shopping to once a week, consumers can minimize impulse buys and overspending.

Study grocery ads so you know the different sale cycles. Then, stock up -- but only if you'll use the items in a timely manner. For example, February often has canned food sales, and March, which is National Frozen Food Month, often has deals on frozen items. Be careful not to overshop you won't save money if the food stays on your pantry shelf and doesn't get used.

Tanya Peterson, vice president of brand for Freedom Debt Relief, recommends paying with cash.

"When you shop, leave the credit card at home," she says. "Many studies report that people spend up to 20% less when paying with cash."

Plan your meals around what's on sale, such as corn in the summer or pumpkin in the fall. You'll get fresh, seasonal items at a good price. Peterson says buying seasonal often means saving 15%.

Store brand items -- everything from cereal to coffee to ketchup -- are often cheaper than their name brand counterparts. Plus, store brands are typically still good quality. Read the signs and labels, too, since some retailers offer a satisfaction guarantee on store brand items.

Warehouse shopping at places like Costco or BJ's can mean bulk savings. But if you don't want a dozen cans of tuna or multipacks of crackers, consider splitting purchases with a friend, family member or neighbor. You can break up multipacks of items like spaghetti sauce, loaves of bread and more, making for good savings.

"Leave the kids at home," says Peterson, a mother of twins.

She says the danger of shopping with kids is that parents may spend extra money rewarding good behavior with a treat, or they may want to silence a fussy kid with a snack.

Some simple math can help you save big. Check an item's unit price to compare products, including different sizes of the same item. Some stores list the unit price next to the retail price, but you can do the calculation yourself, too.

Peterson says large packages don't always have the greatest value midsize packages often do.

Stop by a local farm, orchard or farmers market for fresh deals.

"These are great places to find excellent prices and savings, especially on large quantities. Think bushels of fruit," says Peterson. If you don't need perfect-looking fruit, consider buying B-grade or No. 2-grade produce it has the same taste and vitamins for up to half-off.

Often, going to the grocery store means you'll impulse shop and buy extra items. These days, shoppers can order the food online or via an app and never even walk into the store.

Many consumers are using online shopping with pickup service or home delivery. Instacart, for example, charges $3.99 for same-day orders over $35, while Walmart offers free pickup with a $30 minimum at over 3,100 store locations.

*Other Grocery Store Savings Tips:

Skip convenience foods. Instead, make your own recipes, which tend to be healthier and more budget-friendly.

Minimize waste. Keep inventory of what's already in your fridge and cabinets so you can use what you have.

Shop clearance. Ask your grocer which days they do markdowns.

By keeping these strategies in mind, you could save big -- without sacrificing your favorite grocery items.


Cut Down On Your Grocery Bill

An average American spends $4,464 a year in groceries. That's according to the Bureau of Labor Statistics. Stretching that budget can be challenging, but shoppers say it's possible with these tips.

Mother of four Melissa Erdelac, a recipe developer and writer behind food blog MamaGourmand, only grocery shops once a week. She makes a list based on the recipes she plans to prepare. She also picks up grocery staples like eggs, bread and milk.

By streamlining shopping to once a week, consumers can minimize impulse buys and overspending.

Study grocery ads so you know the different sale cycles. Then, stock up -- but only if you'll use the items in a timely manner. For example, February often has canned food sales, and March, which is National Frozen Food Month, often has deals on frozen items. Be careful not to overshop you won't save money if the food stays on your pantry shelf and doesn't get used.

Tanya Peterson, vice president of brand for Freedom Debt Relief, recommends paying with cash.

"When you shop, leave the credit card at home," she says. "Many studies report that people spend up to 20% less when paying with cash."

Plan your meals around what's on sale, such as corn in the summer or pumpkin in the fall. You'll get fresh, seasonal items at a good price. Peterson says buying seasonal often means saving 15%.

Store brand items -- everything from cereal to coffee to ketchup -- are often cheaper than their name brand counterparts. Plus, store brands are typically still good quality. Read the signs and labels, too, since some retailers offer a satisfaction guarantee on store brand items.

Warehouse shopping at places like Costco or BJ's can mean bulk savings. But if you don't want a dozen cans of tuna or multipacks of crackers, consider splitting purchases with a friend, family member or neighbor. You can break up multipacks of items like spaghetti sauce, loaves of bread and more, making for good savings.

"Leave the kids at home," says Peterson, a mother of twins.

She says the danger of shopping with kids is that parents may spend extra money rewarding good behavior with a treat, or they may want to silence a fussy kid with a snack.

Some simple math can help you save big. Check an item's unit price to compare products, including different sizes of the same item. Some stores list the unit price next to the retail price, but you can do the calculation yourself, too.

Peterson says large packages don't always have the greatest value midsize packages often do.

Stop by a local farm, orchard or farmers market for fresh deals.

"These are great places to find excellent prices and savings, especially on large quantities. Think bushels of fruit," says Peterson. If you don't need perfect-looking fruit, consider buying B-grade or No. 2-grade produce it has the same taste and vitamins for up to half-off.

Often, going to the grocery store means you'll impulse shop and buy extra items. These days, shoppers can order the food online or via an app and never even walk into the store.

Many consumers are using online shopping with pickup service or home delivery. Instacart, for example, charges $3.99 for same-day orders over $35, while Walmart offers free pickup with a $30 minimum at over 3,100 store locations.

*Other Grocery Store Savings Tips:

Skip convenience foods. Instead, make your own recipes, which tend to be healthier and more budget-friendly.

Minimize waste. Keep inventory of what's already in your fridge and cabinets so you can use what you have.

Shop clearance. Ask your grocer which days they do markdowns.

By keeping these strategies in mind, you could save big -- without sacrificing your favorite grocery items.


Cut Down On Your Grocery Bill

An average American spends $4,464 a year in groceries. That's according to the Bureau of Labor Statistics. Stretching that budget can be challenging, but shoppers say it's possible with these tips.

Mother of four Melissa Erdelac, a recipe developer and writer behind food blog MamaGourmand, only grocery shops once a week. She makes a list based on the recipes she plans to prepare. She also picks up grocery staples like eggs, bread and milk.

By streamlining shopping to once a week, consumers can minimize impulse buys and overspending.

Study grocery ads so you know the different sale cycles. Then, stock up -- but only if you'll use the items in a timely manner. For example, February often has canned food sales, and March, which is National Frozen Food Month, often has deals on frozen items. Be careful not to overshop you won't save money if the food stays on your pantry shelf and doesn't get used.

Tanya Peterson, vice president of brand for Freedom Debt Relief, recommends paying with cash.

"When you shop, leave the credit card at home," she says. "Many studies report that people spend up to 20% less when paying with cash."

Plan your meals around what's on sale, such as corn in the summer or pumpkin in the fall. You'll get fresh, seasonal items at a good price. Peterson says buying seasonal often means saving 15%.

Store brand items -- everything from cereal to coffee to ketchup -- are often cheaper than their name brand counterparts. Plus, store brands are typically still good quality. Read the signs and labels, too, since some retailers offer a satisfaction guarantee on store brand items.

Warehouse shopping at places like Costco or BJ's can mean bulk savings. But if you don't want a dozen cans of tuna or multipacks of crackers, consider splitting purchases with a friend, family member or neighbor. You can break up multipacks of items like spaghetti sauce, loaves of bread and more, making for good savings.

"Leave the kids at home," says Peterson, a mother of twins.

She says the danger of shopping with kids is that parents may spend extra money rewarding good behavior with a treat, or they may want to silence a fussy kid with a snack.

Some simple math can help you save big. Check an item's unit price to compare products, including different sizes of the same item. Some stores list the unit price next to the retail price, but you can do the calculation yourself, too.

Peterson says large packages don't always have the greatest value midsize packages often do.

Stop by a local farm, orchard or farmers market for fresh deals.

"These are great places to find excellent prices and savings, especially on large quantities. Think bushels of fruit," says Peterson. If you don't need perfect-looking fruit, consider buying B-grade or No. 2-grade produce it has the same taste and vitamins for up to half-off.

Often, going to the grocery store means you'll impulse shop and buy extra items. These days, shoppers can order the food online or via an app and never even walk into the store.

Many consumers are using online shopping with pickup service or home delivery. Instacart, for example, charges $3.99 for same-day orders over $35, while Walmart offers free pickup with a $30 minimum at over 3,100 store locations.

*Other Grocery Store Savings Tips:

Skip convenience foods. Instead, make your own recipes, which tend to be healthier and more budget-friendly.

Minimize waste. Keep inventory of what's already in your fridge and cabinets so you can use what you have.

Shop clearance. Ask your grocer which days they do markdowns.

By keeping these strategies in mind, you could save big -- without sacrificing your favorite grocery items.


Cut Down On Your Grocery Bill

An average American spends $4,464 a year in groceries. That's according to the Bureau of Labor Statistics. Stretching that budget can be challenging, but shoppers say it's possible with these tips.

Mother of four Melissa Erdelac, a recipe developer and writer behind food blog MamaGourmand, only grocery shops once a week. She makes a list based on the recipes she plans to prepare. She also picks up grocery staples like eggs, bread and milk.

By streamlining shopping to once a week, consumers can minimize impulse buys and overspending.

Study grocery ads so you know the different sale cycles. Then, stock up -- but only if you'll use the items in a timely manner. For example, February often has canned food sales, and March, which is National Frozen Food Month, often has deals on frozen items. Be careful not to overshop you won't save money if the food stays on your pantry shelf and doesn't get used.

Tanya Peterson, vice president of brand for Freedom Debt Relief, recommends paying with cash.

"When you shop, leave the credit card at home," she says. "Many studies report that people spend up to 20% less when paying with cash."

Plan your meals around what's on sale, such as corn in the summer or pumpkin in the fall. You'll get fresh, seasonal items at a good price. Peterson says buying seasonal often means saving 15%.

Store brand items -- everything from cereal to coffee to ketchup -- are often cheaper than their name brand counterparts. Plus, store brands are typically still good quality. Read the signs and labels, too, since some retailers offer a satisfaction guarantee on store brand items.

Warehouse shopping at places like Costco or BJ's can mean bulk savings. But if you don't want a dozen cans of tuna or multipacks of crackers, consider splitting purchases with a friend, family member or neighbor. You can break up multipacks of items like spaghetti sauce, loaves of bread and more, making for good savings.

"Leave the kids at home," says Peterson, a mother of twins.

She says the danger of shopping with kids is that parents may spend extra money rewarding good behavior with a treat, or they may want to silence a fussy kid with a snack.

Some simple math can help you save big. Check an item's unit price to compare products, including different sizes of the same item. Some stores list the unit price next to the retail price, but you can do the calculation yourself, too.

Peterson says large packages don't always have the greatest value midsize packages often do.

Stop by a local farm, orchard or farmers market for fresh deals.

"These are great places to find excellent prices and savings, especially on large quantities. Think bushels of fruit," says Peterson. If you don't need perfect-looking fruit, consider buying B-grade or No. 2-grade produce it has the same taste and vitamins for up to half-off.

Often, going to the grocery store means you'll impulse shop and buy extra items. These days, shoppers can order the food online or via an app and never even walk into the store.

Many consumers are using online shopping with pickup service or home delivery. Instacart, for example, charges $3.99 for same-day orders over $35, while Walmart offers free pickup with a $30 minimum at over 3,100 store locations.

*Other Grocery Store Savings Tips:

Skip convenience foods. Instead, make your own recipes, which tend to be healthier and more budget-friendly.

Minimize waste. Keep inventory of what's already in your fridge and cabinets so you can use what you have.

Shop clearance. Ask your grocer which days they do markdowns.

By keeping these strategies in mind, you could save big -- without sacrificing your favorite grocery items.


Ver el vídeo: Ωριαία τιμή = 300 $. Ώρα ΔΩΡΕΑΝ-ΕΥΚΟΛΑ-Ξεκινήστε τώρα! Κε.. (Enero 2022).